El antojo dulce de la noche...

Es un hecho, termina la cena y tu cuerpo está como loco pidiendo algo dulce de postre porque no se siente feliz.

Bueno, la realidad es un poco más fria y científica pero lo voy a dejar más abajo si te interesa saber cómo funciona nuestro cuerpo.

Vayamos a lo concreto, despues de la cena necesitas ese bocadito dulce para irte a dormir, y en lo posible te gustaria que eso no arruine tu plan nutricional. 


Te voy a dar mis mejores opciones, no quiere decir que sean las únicas ni las mejores. Son las mías, a las que acudo cuando necesito algo dulce.

- Rodaja de piña (Anana) si estoy muy antojada con una cucharadita de mantequilla de maní.
- Yogurt de soya sin azucar y le agrego una cucharadita de mantequilla de maní.
- 1 cuadradito...si UNO de la barra de chocolate negra con almendras o avellanas.
- Pancito de banana con proteina (no es pan, no tiene harinas y es perfecto) te dejo la receta a continuación.
- Una infusión con manzanilla, lavanda, hojas de naranja. Cualquier infusión sin teína (ya que esta es más estimulante que la cafeina y no es buena para conciliar el sueño en la noche.)

La receta del no pancito de banana:
2 bananas pisadas, 1 scoop de proteina, 1 cucharada de mantequilla de mani. 30 minutos en el horno y quedan unos snacks saludables y dulces increíbles!



----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El antojo de algo dulce después de cenar puede explicarse desde varias perspectivas científicas. Uno de los factores clave es la regulación de los niveles de glucosa en sangre. Después de una comida, especialmente si ha sido rica en carbohidratos, los niveles de glucosa en sangre aumentan. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo después de la comida, estos niveles comienzan a disminuir, lo que puede desencadenar antojos de alimentos dulces para reponer rápidamente los niveles de energía.

Además, estudios han demostrado que los alimentos dulces pueden activar el sistema de recompensa del cerebro, liberando neurotransmisores como la dopamina, que están asociados con sensaciones de placer y recompensa. Esto crea una asociación entre comer algo dulce y experimentar gratificación, lo que puede llevar a antojos recurrentes de alimentos dulces después de las comidas.

Además, el ciclo circadiano del cuerpo también puede influir en los antojos de alimentos. El cuerpo tiene ritmos biológicos internos que regulan diversos procesos fisiológicos, incluidos los patrones de alimentación. Algunas investigaciones sugieren que los antojos de alimentos dulces pueden ser más intensos durante ciertos momentos del día, como después de la cena, debido a la influencia del reloj biológico interno.

El antojo de algo dulce después de cenar es el resultado de una combinación de factores biológicos y neuroquímicos, incluida la regulación de la glucosa en sangre, la activación del sistema de recompensa del cerebro y la influencia del ciclo circadiano. Si bien estos antojos son normales, es importante mantener un equilibrio en la dieta y optar por opciones saludables cuando sea posible para satisfacer estos antojos.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------


0 comments